Sin querer queriendo

Soy Gisela, mi madre quería ponerme Inés porque fui concebida de forma inesperada; pero al final me pusieron: Nora para continuar con esa extraña tradición de llamarte como tus padres y Gisela por votación popular. Nací (sin querer queriendo) en la Ciudad de México en 1983 (si, soy de esas personas que no sabemos si somos de la Generación X o Millennial), la menor (y mejor) de tres hijos y la única mujer.

Un día, harta del tráfico de la Ciudad de México y con ganas de volver a Madrid (estuve la primera vez un semestre en 2005 durante la carrera universitaria), decidí que quería estudiar un Máster en Producción Audiovisual en la Universidad de Alcalá. Así que con el apoyo de mis papás y dos maletas llenas de ropa, tortillas y salsas, me subí al avión y aterricé en la tierra de las cañas y las tapas el 10 de octubre de 2008.

Llegué a España en tiempos de Zapatero, justo cuando la crisis económica empezaba a ocupar los titulares de los principales periódicos; me familiaricé rápidamente con conceptos como el paro, los desahucios y la burbuja inmobiliaria. Empezaban los tiempos difíciles en la Madre Patria y, a pesar de todo, me quedé en Madrid sin querer queriendo.

Me encanta Madrid. Me enamoré de la libertad de caminar por sus calles a cualquier hora; de su interminable vida nocturna; de su diversidad y multiculturalidad; de las cañas de los domingos en La Latina; de los churros con chocolate en San Ginés; de sus verbenas que llenan las calles de chulapos, chotis y olor a fritanga; del café solo con hielo por la tarde; y hasta de sus veranos a 40 grados.

Sin embargo, vivir a más de 9000 kilómetros de tu familia, amigos y costumbres está cañón. Por eso, En Madrid Sin Querer Queriendo es un espacio dedicado a compartir información sobre trámites burocráticos, restaurantes para saciar antojos mexicanos, planes culturales, de ocio y un sin fin de recomendaciones para que tu experiencia como mexicano en Madrid tenga mucha marcha y pocos dolores de cabeza. Y que, como yo, te enamores de esta bonita ciudad.

Y  cierro esta presentación con un chotis del compositor mexicano Agustín Lara dedicado a la ciudad que nos acoge: “Madrid, Madrid, Madrid en México se piensa mucho en ti, por el sabor que tienen tus verbenas y por tantas cosas buenas que soñamos desde aquí…”